Kulunka Feldenkrais

Kulunka

Kulunka es la realización de un sueño. Un claro deseo sembrado de dudas, una respuesta, un espejo. Un espejo de mí misma, esa gran desconocida.

El Método Feldenkrais me ayudó a conocer mejor mi cuerpo y a mí misma. Con el proyecto Kulunka, me gustaría compartir ese aprendizaje con el mayor número de personas posible. Un regalo que sale de lo más profundo de mí.

En 2019 empecé a impartir clases de Feldenkrais en Bidaxune, en el seno de la asociación de Yoseikan Budo "Bidache Arts Martiaux".

En 2020, tenía planeado abrir una clase en Bayona. Lamentablemente, debido a la crisis sanitaria, todavía no he podido realizar este proyecto. ¡Mantente al tanto de las novedades!

Clases Presenciales

Actualmente, únicamente puedo dar clases grupales online. Estoy contenta por haber encontrado una solución, pero debo confesar que ¡no hay nada como estar en contacto con las personas! ¡Estoy deseando volver a nuestras clases regulares!

Sin embargo, continúo dando lecciones presenciales siempre y cuando no tenga más de un alumno al mismo tiempo.

- Precio: 20 € la lección o 50 € 3 lecciones.
- Necesario: ropa cómoda, esterilla, calcetines y mascarilla.

Si estás interesada, envíame un mensaje a:

kulunkafeldenkrais@beltzane.com

Clases Online

Todos los jueves de 19:00 a 20:00.

- Precio: 10 € la lección u 80 € 10 lecciones.
- Cómo: por Zoom

Si te interesa recibir lecciones fuera de estos días y horarios, por Zoom o por Skype, escríbeme a la siguiente dirección:

kulunkafeldenkrais@gmail.com



Beltzane

En 2003 me interesé por el mundo de las Artes Marciales. He practicado varias disciplinas diferentes, pero fue el Yoseikan Budo la que mejor respondió a mis deseos, anhelos y necesidades. En los últimos años he podido aprender y enseñar esta apasionante disciplina.
En 2015, mi hermana me habló por primera vez del Método Feldenkrais. "Tienes que hacer eso", me dijo... y así comenzó una nueva aventura.
Ella tiene una hemiplejia y, ver cómo el Método Feldenkrais le beneficiaba, despertó mi curiosidad. Después de muchas dudas, sintiendo un tierno y firme apoyo de familia y amigos, decidí formarme en esta disciplina.
Desde entonces, no sólo ha cambiado mi cuerpo, ha cambiado y sigue cambiando mi vida.